La humanización de la medicina y la arquitectura de los hospitales

A finales del siglo pasado se abrió un debate sobre la comercialización de la medicina ay como esta trataba a los pacientes como simples números. Al momento de decidir quién merece un trasplante no importaban las condiciones o la esperanza de vida, importaba la cobertura de la póliza de seguro del paciente. Se utilizaban conceptos como altas y bajas, las primeras para identificar la cantidad de nuevos hospitalizados, lo cual mantenía los números negros en la contabilidad de la clínica, y la segunda para identificar las personas que salían del hospital, sin especificar si lo hacían con vida o siquiera curados.

Esto hizo que se empezara a hablar sobre la humanización de la medicina. Al principio se pensaba que bastaba solo con ofrecer atención más personalizada a los pacientes pero con el paso del tiempo el concepto ha ido evolucionando y abarcando muchos más aspectos, como la arquitectura de los hospitales, que es esencial para garantizar el especia vital y la privacidad de cada paciente.

La humanización de la medicina ha generado muchos cambios en cuanto a estructura y distribución de los hospitales se refiere, generando que los arquitectos de hospitales comenzaran a buscar formas de administrar mejor el espacio.

Lo primero para conseguir este objetivo es definir la relación entre la humanización de la medicina y la arquitectura de los hospitales. En este sentido, cuando se habla de humanización siempre se relaciona con dignidad y la necesidad de resguardar los derechos de cada persona que viva en sociedad. En un hospital, los derechos fundamentales de cada paciente serian la vida y la privacidad, así como estar hospedado en condiciones habitables. De modo que al momento de crear un hospital se debe pensar en el paciente como el protagonista del lugar más allá de los complejos equipos médicos de los que se puedan disponer.

Evolución de la arquitectura en hospitales

La arquitectura de los hospitales ha ido cambiando a lo largo de los años para adaptarse a las nuevas exigencias derivadas de debates éticos como lo es la humanización de la medicina. Los primeros hospitales no tenían ninguna otra finalidad que hospedar pacientes para que su estado fuera monitoreado constantemente. En aquel momento ni siquiera se tenía la intención de clasificar a los pacientes según su patología, solo necesitaban tenerlos cerca para aplicar los tratamientos correspondientes.

Posteriormente se descubrió que algunas enfermedades eran mucho más contagiosas y letales que otras, lo que generó que la arquitectura de los hospitales cambiara drásticamente por primera vez para generar espacios determinados para cada tipo de paciente. Es así como nacen las áreas de maternidad, la terapia intensiva y hasta la zona de emergencias.

En el nuevo milenio se mejoraron ciertos aspectos hasta crear zonas de análisis y hasta campus especiales para hospitalizar a pacientes con afecciones crónicas. En lo que se refiere a garantizar la privacidad y el derecho a la vida de cada paciente, la arquitectura de los hospitales ha cumplido a la perfección con las exigencias de esas 8 nuevas premisas que exigen a los hospitales en la actualidad tener espacios dedicados especialmente a:

  1. Capacitación de ambientes curativos
  2. Diseño arquitectónico basado en la evidencia
  3. Sostenibilidad y rentabilidad de la construcción
  4. Certificaciones de calidad de la construcción
  5. Seguridad del paciente en las instalaciones
  6. Control de infecciones
  7. Incorporación de tecnologías de punta
  8. Comunicación

Pero los humanos somos inconformes y sobre todo ambiciosos, de modo que siempre estamos pensando en nuevas formas de hacernos la vida más fácil, de modo que la humanización de la medicina tiene aún muchos retos que afrontar en el futuro, como la sectorización de la salud al crear costosos tratamientos que solo estén al alcance de los más pudientes económicamente.

2018-01-15T14:06:52+00:00